Skip to content

En el Centro Comercial del Puerto aseguran estar “al límite”

8 julio, 2012

Los encargados de los restaurantes remarcaron que esperan “con ansiedad” la afluencia de turistas durante este fin de semana largo y en las semanas próximas por vacaciones, para remontar el duro presente que atraviesan

Aunque el conflicto en el Puerto está llegando a sus 60 días de vigencia, la crítica situación en el sector es de larga data. Es que, a las medidas llevadas a cabo actualmente por Simape se suman, también, los anteriores paros de Somu y Saon. Con este panorama es de esperarse que los comerciantes del tradicional Centro Comercial de la zona ansíen la llegada de este fin de semana largo y de las próximas vacaciones de invierno. “Tenemos buenas expectativas pero la realidad es que la crisis del Puerto llegó al límite”, sostuvo uno de los representantes comerciales.

Si bien no se animan a hablar de porcentajes o realidades cuantitativas, los encargados de algunos de los tradicionales restaurantes del Centro Comercial del Puerto son concientes del perjuicio que les genera el conflicto que atraviesa el sector. Así, en diálogo con El Atlántico, señalaron que tienen buenas expectativas respecto a la llegada de este fin de semana largo por el feriado del 9 de julio, pero que la situación es crítica.

“Esperamos con ansiedad el fin de semana largo, sabemos la situación que estamos viviendo; Mar del Plata vive mucho del Puerto y esta situación de paro nos perjudica a todos en general”, puntualizó Juan Pablo, uno de los representantes de la zona, quien advirtió que, sin embargo, hay buenas expectativas. “Ojalá que la gente venga, porque mercadería fresca hay, por ahí la gente se guía por eso, pero queremos decir que se consigue”, aclaró.

Así, el empresario admitió que les está costando conseguir los productos, pero que hacen “lo imposible por tener la mejor mercadería”. “Está difícil pero podemos hacerlo”, arrojó y luego agregó, con respecto a los precios, que por ahora se mantienen y que, dependiendo de si siguen los incrementos, “quizás los valores se toquen, pero por ahora no”.

En esa misma línea, pero un poco más optimista, Juan Manuel (otro de los referentes) se mostró entusiasmado por el fin de semana largo. “Lo esperamos con ansías, hay vacaciones en algunas provincias y nosotros ya hemos sentido un poco el incremento de trabajo antes del fin de semana”, destacó, para luego especificar: “Los precios los mantenemos iguales que como lo hacíamos antes y la mercadería la estamos consiguiendo; la verdad tenemos ansiedad porque llegue este fin de semana largo”.

Por último, Miguel, encargado de dos locales, reflexionó sobre la cuestión y coincidió en que las expectativas son buenas, pero que el conflicto modifica notablemente las posibilidades. “Los precios se mantienen por ahora, no daría para incrementarlo creemos, es algo tranquilo”, observó, para luego sostener que, en relación a la disponibilidad del producto, la empresa tiene un frigorífico propio y eso da tranquilidad, “pero como todo, lo que hay se va a terminar”. “Momentáneamente lo llevamos, pero no podemos calcular por cuánto tiempo: por el hecho de tener dos restaurantes hay un stock interesante, pero la verdad es que la expectativa apunta a que este conflicto se termine y que el fin de semana sirva para repuntar”, remarcó, al tiempo que se sinceró y se diferenció de otro de sus colegas. “Ahora el trabajo está demasiado tranquilo, más que otros años”, se lamentó.

Para terminar, Miguel dijo estar preocupado porque la crisis llevó al Puerto al límite. “La gente se cuida de hacer gastos y el Puerto eso lo siente. Ojalá podamos trabajar bien el fin de semana, porque este es un lugar característico de Mar del Plata, pero todo lo que es gastronomía está complicado”, concluyó.

Cabe recordar que algunos sondeos realizados recientemente en la ciudad indicaron que desde que se desató el conflicto que afecta a cientos de familias que trabajan en el Puerto de Mar del Plata, la caída en el nivel de ventas en la zona portuaria fue progresiva. La actividad y la recaudación, según advirtieron los comerciantes hace algunas semanas, cayeron cerca de un 50% en menos de cuatro meses y en algunos casos peligran puestos de trabajo.

Tal es así que el nivel histórico de consumo que caracteriza a las calles 12 de Octubre y Magallanes hoy dista considerablemente de la realidad que actualmente se observaba en el lugar, y aunque los comerciantes esperan que se destrabe lo antes posible el conflicto, por ahora no hay vistas de una recuperación.
Redacción El Atlántico

Anuncios
No comments yet

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: