Skip to content

MURIO ERNESTO SABATO. Las Letras estan de luto…

30 abril, 2011

El Mundo de la Literatura esta de Luto .

El escritor argentino, autor de Sobre héroes y tumbas, falleció en su casa esta madrugada a causa de una bronquitis. Mañana iba a ser homenajeado en la Feria del Libro en vísperas de su centenario, el 24 de junio

El escritor argentino Ernesto Sábato falleció hoy en la tranquilidad de su hogar de Santos Lugares a los 99 años. El deceso del autor de El túnel tuvo lugar en la madrugada de hoy.

La amiga personal de Sábato Elvira González Fraga dijo en declaraciones radiales que hace 15 días una bronquitis complicó su estado de salud. Hoy, cerca de la una de la madrugada su cuerpo no resistió más.

Sábato iba a ser homenajeado mañana en la Feria del Libro que se realiza en el predio de la Rural. El festejo en nombre del autor iba a tener lugar dado que este 24 de junio iba a cumpli 100 años.

Sus restos serán velados hoy en Santos Lugares a partir de las 16 horas.

Ernesto nació en Rojas, provincia de Buenos Aires, en 1911. Entre sus títulos académicos se encuentran un doctorado en Física y varios cursos de Filosofía en la Universidad de La Plata.

Trabajó en el Laboratorio Curie, en París, y abandonó definitivamente la ciencia en 1945 para dedicarse exclusivamente a la literatura.

Sus tópicos más recurrentes se encargaban de la crisis del hombre en nuestro tiempo y de la reflexión sobre la propia literatura.

Sus obras más destacadas son El escritor y sus fantasmas (1963), Apologías y rechazos (1979), El túnel (1948), Sobre héroes y tumbas (1961), y Abbadón el exterminador (1974).

Ernesto Sábato nació en Rojas, provincia de Buenos Aires, en 1911. Hizo su doctorado en física y cursos de filosofía en la Universidad de La Plata. Trabajó luego en el Laboratorio Curie, en París, y abandonó definitivamente la ciencia en 1945 para dedicarse exclusivamente a la literatura.
Ha escrito varios libros de ensayos sobre el hombre en la crisis de nuestro tiempo y sobre el sentido de la actividad literaria -El escritor y sus fantasmas (1963), Apologías y rechazos (1979)-, y tres novelas: El túnel (1948), Sobre héroes y tumbas (1961), y Abbadón el exterminador (1974).

Dice Sábato: “Puede parecer un acto de horrible esnobismo que tres crisis fundamentales de mi vida se sucedieran en París, pero efectivamente así fue. La primera se produjo en el invierno de 1935, cuando yo era un muchacho de 24 años. Desee 1930 milité en la Juventud Comunista, cuando la dictadura del general Uriburu. Abandoné estudios, familia y mis comodidades burguesas. Viví con nombre supuesto en La Plata, en cuyos suburbios estaban los dos frigoríficos más grandes del país, donde se explotaba despiadadamente a toda clase de inmigrantes, que vivían amontonados en tugurios de zinc, rodeados de pantanos de aguas podridas. Repartíamos manifiestos, participábamos de la organización de huelgas. Hacia 1933 fue ya secretario de la Juventud Comunista, cuando habían empezado mis dudas sobre el estalinismo, y entonces resolvieron mandarme a las Escuelas Leninistas de Moscú, a purificarme. Si hubiese ido, no habría vuelto jamás vivo. Tenía que pasar previamente por Bruselas, por un congreso contra el fascismo y allí supe con horrendos detalles de los “procesos” de Moscú. Me escapé a París, viví un invierno muy duro en la piecita de un compañero disidente, mientras el partido me buscaba. Logré volver a la Plata, donde proseguí mi carrera en física-metemática. Cuando terminé mi dieron una bourse para trabajar en el laboratorio Curie, donde trabajé durante casi un año y, allí en París, asistí a la ruptura del átomo de uranio, que se disputaban tres laboratorios: ganó la “carrera” un alemán. Pensé que era el comienzo del Apocalipsis. Viví en una confusión horrible, mientras escribía mi primera novela y cometí la infamia de dejar que Matilde se volviera a la Argentina con nuestro primer hijo, de pocos meses, mientras yo tenía una amante rusa. La tercera crisis fue consecuencia de todo esto, y de mi vínculo con los surrealistas: Domínguez, Matta, Wifredo Lam y otros. En otro día de invierno fuimos con Domínguez, a la tarde, al Marché aux Puces y volvimos después en el Metro hasta Montparnasse, donde tenía su estudio Domínguez. En la calle, ya era de noche, en un especie de nevisca, Domínguez se detuvo y me dijo:”¿Qué te parece si esta noche nos suicidamos juntos ?” No era una broma, era muy propenso, como lo probó años después. Yo me negué, aunque también me atraía el suicidio: me salvó mi instinto, y aquí estoy, junto a la Matilde de todos los tiempos, una de esas “mujeres fuertes de la Biblia”, que está muriendo, en medio del dolor más profundo de mi vida, en el final de una existencia muy compleja.” (Ernesto Sábato, 24 de enero de 1995)

Palabras de Sabato

Ser original es en cierto modo estar poniendo de manifiesto la mediocridad de los demás.

Las modas son legítimas en las cosas menores, como el vestido. En el pensamiento y en el arte son abominables.

El mundo nada puede contra un hombre que canta en la miseria.

Hay una manera de contribuir a la protección de la humanidad, y es no resignarse.

A cada hora el poder del mundo se concentra y se globaliza. La masificación ha hecho estragos, ya es difícil encontrar originalidad en las personas y un idéntico proceso se cumple en los pueblos, es la llamada globalización.

¿Qué se puede hacer en ochenta años? Probablemente, empezar a darse cuenta de cómo habría que vivir y cuáles son las tres o cuatro cosas que valen la pena. (Uno y el universo)

Habrá siempre un hombre tal que, aunque su casa se derrumbe, estará preocupado por el Universo. Habrá siempre una mujer tal que, aunque el Universo se derrumbe, estará preocupada por su hogar. (Uno y el universo)

Se discute si Dalí es auténtico o farsante. Pero, ¿tiene algún sentido decir que alguien se ha pasado la vida haciendo una farsa? ¿Por qué no suponer, al revés, que esa continua farsa es autenticidad? Cualquier expresión es, en definitiva, un género de sinceridad. (Uno y el universo)

El presente engendra el pasado. (Uno y el universo)

El oficio -en el arte-, consiste en que no se lo advierta. (Uno y el universo)

¿O será uno de esos seres solitarios y a la vez temerosos que sólo resisten la soledad con la ayuda de ese gran enemigo de los fantasmas, reales o imaginarios, que es la luz? (Sobre héroes y tumbas)

Siempre tuve miedo al futuro, porque en el futuro, entre otras cosas, está la muerte. (Diálogos con Jorge Luis Borges)

Cada mañana, miles de personas reanudan la búsqueda inútil y desesperada de un trabajo. Son los excluidos, una categoría nueva que nos habla tanto de la explosión demográfica como de la incapacidad de esta economía para la que lo único que no cuenta es lo humano. (Antes del fin)

Todo hace pensar que la Tierra va en camino de transformarse en un desierto superpoblado … Este paisaje fúnebre y desafortunado es obra de esa clase de gente que se habrá reído de los pobres diablos que desde hace tantos años lo veníamos advirtiendo, aduciendo que eran fábulas típicas de escritores, de poetas fantasiosos. (Antes del fin)

Si nos cruzamos de brazos seremos cómplices de un sistema que ha legitimado la muerte silenciosa. (La Resistencia)

Los italianos homenajearon a Ernesto Sábato en la Biblioteca Nacional
El escritor argentino fue homenajeado por el Consorcio Interuniversitario Italiano para la Argentina (CUIA) porque su figura “une lo italiano con lo argentino y la investigación académica con la creatividad literaria”.

Ernesto Sabato fue homenajeado en la Biblioteca Nacional por el Consorcio Interuniversitario Italiano para la Argentina (CUIA) y el hijo del escritor, Mario, recibió un premio en nombre de su padre por ser una figura “en la que confluyen el hombre de ciencia, el intelectual y el escritor comprometido”.

La Biblioteca Nacional fue el íntimo escenario para homenajear a uno de los escritores más importante de lengua hispana. Esta vez, los italianos, representados por CUIA -una organización que nuclea a 29 universidades italianas- destacaron la vida y la obra de Sabato y le entregaron una placa simbólica a su hijo.

Emocionado y de muy buen humor, Mario Sabato dijo que su padre “se opone tenazmente a dejar esta vida, así que el homenaje corresponde también a sus cien años que no son pocos”.

“Sus raíces calabresas siempre fueron muy reivindicadas por él, así que cobra un doble sentido que Italia rinda este tributo”, subrayó.

El premio lo entregó el director de CUIA, Raimondo Cagiano de Acevedo, quien expresó que la figura del escritor es “tan ilustre y tan clara sobre todo para los argentinos, pero también para los italianos”.

Desde Milán, el editor de Sabato en Italia, Sergio Einaudi, mandó un mensaje en el que recordó el trabajo conjunto: “Fueron ediciones espléndidas, no sólo literarias sino de fervor y compromiso, de ejemplo cívico, de austeridad y de testimonio de un intelectual honrado y brillante en una época difícil”.

Tras la entrega, se proyectó un fragmento del documental “Ernesto Sabato, mi padre”, realizado íntegramente por Mario y cedido para que todas las universidades italianas puedan exhibirlo y “conocer su obra”, ponderó Cagiano de Acevedo.

El autor de “Sobre héroes y tumbas” no estuvo allí, pero su presencia se sintió, como un acto fortuito de la edición.

Sabato dijo desde la pantalla: “un escritor sueña por la comunidad. Desde la ficción los sueños deseados se vuelven terribles y se ejecutan en actos horripilantes, entonces la comunidad siente oscuramente que al honrar a estos sujetos (los escritores) está salvándose y pagando la cuota para no volverse locos con su existencia”.

Y continúa, “Quien dice lo contrario es un mentiroso, una de las grandes ventajas de la literatura de ficción es que se dicen verdades, y esas verdades son sanitarias porque salvan a la comunidad entera de esos sueños infinitamente deseados”.

Como un agradecimiento, el autor de “El túnel” habló a través de los fotogramas de ese homenaje que concluyó su hijo en 1996. “El iba en busca de su pasado y yo lo acompañaba para fijar sus recuerdos antes que el tiempo los borrase”, dice Mario en voz en off.

Al finalizar la proyección, el hijo tomó el micrófono para relatar anécdotas menos conocidas de su padre. Su afición a la velocidad fue una. “El creía que haber nacido el mismo día y año que Juan Manuel Fangio lo convertía en un eximio al volante y cualquier indicación que pusiera en duda esta virtud, lo enfurecía”.

Justamente ese rasgo de crispación quedó filmado en el primer viaje familiar a Mar del Plata en auto, pero su hijo nunca recuperó ese documento para la película, “sospecho que lo borró porque supuso que podría ser usado en su contra”, bromeó.

“Mi padre tiene una mezcla disparatada de pensamiento racional con fantástico, uno de los puntos de partida de sus obras -apuntó-. Eso diferencia a un científico que examina con racionalidad el mundo con su contexto y a un creador que lo transforma”.

Con un dejo de gracia e ironía, Mario se despidió: “Muchas veces me preguntan si es difícil ser hijo de Ernesto Sabato y me di cuenta de la respuesta: es mucho más molesto ser padre de Mario. Entonces estamos equilibrados”.

Como cierre de la jornada, la escritora e investigadora del CONICET, María Rosa Lojo, presentó nuevamente el trabajo -publicado en 2008- de la edición crítica acerca de “Sobre héroes y tumbas”, con artículos de 18 especialistas nacionales e internacionales.

“Este libro de la Colección Archivos, es una especie de panteón literario -contó Lojo-. El trabajar sobre esta novela provocó la inquietud de Sabato, ya que la colección sólo edita a autores ya fallecidos. Pensó que si salía publicada tendría la misma suerte, por eso se convirtió para él en `casi un arma mortal´”.

Irónicamente los vaivenes económicos nacionales e internacionales hicieron que la edición tardara diez años en ver la luz, y fue gracias a la Dirección de Asuntos Culturales de la Cancillería que prestó su apoyo.

Para la escritora esta “novela gótica de la historia nacional” es de un autor fundamental y polémico “porque despertó controversias y ha revitalizado la cultura nacional”.

Este año continuarán los homenajes en el centenario de su nacimiento. En julio se llevará adelante el “Foro Sabato 2001” en el Paseo La Plaza, organizado por el Colegio de Traductores de la Ciudad de Buenos Aires, en el que participarán los escritores Pacho O`Donnell y Julia Constenla y los traductores: el sueco Peter Landelius y el francés, Michel Bibard.

Fuente: Diario de la Cultura

Ernesto Sábato, el hombre y el intelectual
Un documental realizado por Mario, hijo del escritor

Yo escribo, porque si no me hubiera muerto, para buscar el sentimiento de la existencia”.

Un genio es alguien que descubre que la piedra que cae y la luna que no cae representan un solo y mismo fenómeno.

Vivir consiste en construir futuros recuerdos.

Ernesto Sábato

Murio un Hombre Humilde, Un Grande, este es nuestro pequeño homenaje desde la historia de Mar del Plata.

Un buen escritor expresa grandes cosas con pequeñas palabras; a la inversa del mal escritor, que dice cosas insignificantes con palabras grandiosas.


Pocos países en el mundo debe de haber en que el sentimiento de nostalgia sea tan reiterado: en los primeros españoles, porque añoraban su patria, lejana; luego en los indios, porque añoraban su libertad perdida y su propio sentido de la existencia; más tarde en los gauchos desplazados por la civilización gringa, exiliados en su propia tierra, melancólicamente rememorando la edad de oro de su salvaje independencia; en los viejos patriarcas criollos, porque sentían que aquel hermoso tiempo de la generosidad y de la cortesía se convertía en el materialismo y mezquino territorio del arribismo y de la mentira.

Fuente: Infobae.com

LAS LETRAS ESTAN DE LUTO.

Anuncios
No comments yet

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: