Skip to content

Terminal de cruceros, un desafío para Mar del Plata

20 octubre, 2010

Dentro de la industria turística, el segmento más dinámico y de mayor crecimiento ha sido precisamente el de los cruceros.
Imprimir Imprimir

La Escollera Norte cambiará su fisonomía.

La construcción de la terminal de cruceros y del paseo recreativo-gastronómico, en los más de 800 metros de la escollera Norte del Puerto de esta ciudad, representa la concreción de un anhelado sueño para Mar del Plata. Dicho hecho quedó formalmente iniciado con la cesión por 20 años, con derecho a 10 años más, por parte del Ministerio de Defensa, a través de la Armada Argentina, de parte de su propiedad para la instalación de los mismos. El acuerdo logrado por la ministra de Defensa, Nilda Garré, y el almirante, Jorge Omar Godoy, junto con el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, el ministro de Gobierno Eduardo Camaño, el intendente Gustavo Pulti y el titular del Consorcio Portuario, Eduardo Pezzatti, representa un ejemplo de accionar coordinado y trabajo en equipo en pos de una obra que va a favorecer el futuro desarrollo económico de la región.

Dentro de la industria turística, el segmento más dinámico y de mayor crecimiento ha sido el de los cruceros. El mismo es un sector que resurgió en los últimos tiempos dentro del mercado internacional del turismo como un producto accesible y competitivo. Mientras que a finales de 1970 la flota mundial de cruceros era de 120 buques, en la actualidad supera las 250 unidades.

El mercado mundial de cruceros contabilizaba en 1990 alrededor de 5 millones de pasajeros. Dicho valor se duplicó para inicios del 2000 alcanzando los 10 millones anuales. En los últimos 10 años se estima que unos 60 millones de pasajeros han tomado un crucero de 3 o más días, de los cuales el 70% de ellos lo hicieron en los últimos 5 años. Las líneas de cruceros más significativas que concentran el 75% del mercado son: Carnival, Royal Caribbean y Norwegian. En la actualidad es un negocio que moviliza, en todo el mundo, alrededor de 80.000 millones de dólares, y cerca de 20 millones de pasajeros.

Las empresas propietarias de cruceros invierten entre 800 y 1200 millones de dólares en la construcción de cada uno. América del Sur y nuestra ciudad, ofrecen el beneficio de la contra-temporada, es decir la posibilidad de operar cuando termina el clima cálido en el hemisferio norte. Los puertos situados en zonas atractivas para este tipo de viajes están desarrollando un considerable esfuerzo, tanto en la construcción y modernización de sus instalaciones como en su promoción comercial para atraer este tráfico. Los tres principales puertos de cruceros a nivel mundial son Miami seguido por Génova y Barcelona. En nuestro país, Buenos Aires, Puerto Madryn y Ushuaia han sido las principales ciudades que han tomado la iniciativa en explotar esta novedosa y creciente industria. Gracias a la concreción de este proyecto, Mar del Plata va a poder integrarse a las mismas como el primer puerto Terminal de cruceros de la provincia consolidándose como capital turística y marítima de Argentina.

Números que impactan

¿Cuál es el impacto económico que podría tener para la región? Con un promedio de 1.500 pasajeros por cruceros, más 500 de tripulación, estaríamos hablando de 2.000 pasajeros con un gasto promedio individual de 200 dólares por escala. Cada año llegan aproximadamente 75 barcos al país. Si lográramos en el futuro unas 25 entradas de cruceros a Mar del Plata, representarían 10 millones de dólares o 40 millones de pesos inyectados directamente al mercado. Es importante destacar también el impacto multiplicador sobre las economías locales a través de las diferentes actividades conexas tales como el abastecimiento de alimentos frescos como carnes, lácteos, verduras, pescado y demás insumos que los cruceros necesitan para su funcionamiento. Del mismo modo, la influencia que tendrá sobre el mercado inmobiliario para las zonas aledañas al emprendimiento. Los empresarios locales tienen la oportunidad de desarrollar un nicho económico aún no explotado. Todo esto sin considerar otra serie de beneficios que no pueden ser cuantificados monetariamente, tales como el desarrollo de la marca país en el exterior, el incremento de las oportunidades de empleo, entre otros.

El proyecto

El proyecto en cuestión demandará inversiones iniciales superiores a los 25 millones de pesos, distribuidos en 19.000 metros cuadrados sobre la escollera Norte. El mismo será financiado en una primera etapa por el gobierno de la provincia de Buenos Aires. Si sumamos a esto las potenciales inversiones comprometidas por parte del sector privado en diferentes emprendimientos comerciales y recreativos, el monto total de inversiones podría superar en el mediano plazo los 50 millones de pesos. Se prevé que la primera fase este concluida en 10 meses, es decir para julio de 2011.

La Terminal y sus alrededores contarán con los siguientes servicios: Centro de información del Emtur, agencias turísticas, casa de cambio, cajeros automáticos, cabinas telefónicas, Internet Wifi, puntos de encuentro, sala de primeros auxilios, alquiler de autos, empresas de taxi y remises, locales comerciales, estacionamiento, Aduana y Migraciones. Del mismo modo, va a contemplar un moderno sistema de seguridad a través de un circuito cerrado de televisión, control de accesos, etc., coordinado con personal privado y de Prefectura Naval Argentina.

El desafío de este megaemprendimiento involucra la concreción de diferente tipo de obra. La necesidad tanto de las líneas comerciales como de los puertos para volverse más atractivos dentro de un mercado sumamente competitivo requiere un alto nivel de esfuerzo, planeamiento, coordinación y ejecución.

¿Cuáles son los desafíos para Mar del Plata?

Para tener la posibilidad de ser elegido como un puerto de escala de cruceros, no basta con satisfacer las exigencias de la infraestructura. En gran medida se depende de la planificación de itinerarios efectuada por las empresas. Por lo tanto, la planificación debe integrar factores que generen una alta rentabilidad para la línea y el interés para el turista.

Las líneas de cruceros eligen ciudades desarrolladas en donde se cuente con atracciones diversas tales como: monumentos, museos, teatros, moda, restaurantes, paisajes naturales dentro de una atmósfera cosmopolita y amistosa. Hay que generar un acceso fácil y bien señalizado a los mismos.

Otro factor fundamental considerado por los turistas extranjeros es la seguridad. Prefectura Naval Argentina, como también la Policía Bonaerense, deberán garantizar la ausencia de delitos tanto en la zona de la terminal como en sus alrededores, y en particular en aquellos lugares donde los turistas concurran.

La realización de un agresivo plan de marketing, tanto en el país como en el exterior, es necesaria para establecer vínculos con las líneas navieras, que en última instancia son quienes deciden las rutas y sitios a visitar. La ciudad ya participó en marzo de la “Seatrade Cruise Shipping Convention”, que se desarrolló en Miami y a la cual asistieron las empresas y operadores más importantes de todo el mundo. El establecimiento de políticas tarifarias y operativas atractivas para las líneas de cruceros es uno de los principales puntos a considerar por las empresas. Fuentes oficiales hicieron público el deseo de gestionar un programa de incentivos fiscales que ofrecerá exenciones de tasas de uso de puerto y de embarque y desembarque de pasajeros para las primeras compañías que sumen a Mar del Plata como destino para sus cruceros.

En la actualidad podemos contemplar los $ 6 millones invertidos en pavimentación, iluminación y equipamiento urbano realizados con motivo del pasado encuentro de Grandes Veleros organizado por la Armada Argentina. Prontamente comenzara a surgir un nuevo espacio recreativo que revitalizará la zona. El dragado del puerto a través de la draga Mendoza en el canal de acceso ha sido iniciado. El retiro de embarcaciones hundidas, en especial del “Mapuche”, como así también el inicio de obras debe ser concretado a la brevedad. Mar del Plata no puede seguir siendo una ciudad turística únicamente desde diciembre a marzo. Tiene que ser una ciudad turística internacional, y sede reconocida a nivel mundial para la concreción de eventos y congresos los 365 días del año. Es hora de que la ciudad vuelva a recuperar terreno frente al mar como lo hizo en sus orígenes. Ese es el desafío que autoridades, empresarios y ciudadanos debemos afrontar en vista al futuro porque el mar une, no divide.

(*): Alejandro Aníbal García. Licenciado en Economía (CEMA)

fuente: diario la capital

Escrito en Noticias

Nota: http://inmobiliariasmardelplata.com/
Rodrigo Alejandro Sanz

Anuncios
No comments yet

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: