Skip to content

Museo del Mar en Mar del Plata

6 abril, 2010
tags: ,
by

El Museo del Mar se encuentra ubicado en Avenida Colón 1114. Este museo surge como homenaje a Benjamín Sisterna, coleccionista de caracoles dedicando sus últimos 40 años de vida a esta actividad en la ciudad de Mar del Plata.

El museo, inaugurado el 22 de septiembre de 2000, cuenta con una colección de 30.000 caracoles. Originalmente el museo surge a partir de la idea de brindar una obra dedicada al avance del conocimiento del océano, posibilitando el material necesario a personas de toda las edades.

Actualmente el museo no está destinado solamente a la exposición de caracoles marinos, sino que puede encontrarse además acuarios de diferentes tamaños, una sala de arte contemporáneo con exposiciones, una sala de conferencias y auditorio de usos múltiples, una biblioteca especializada, el Sea Shop Aurantium, con artesanías marinas de todo el mundo, y un café temático, Gloria Maris, cuyo no nombre corresponde a la denominación científica de una de las piezas del museo preferida por su fundador.

La planta baja del museo está destinada a dar charlas a los visitantes donde se les da una introducción y explicación de todo aquello que van a ver y con lo que cuenta el Museo del Mar.

El Auditorio Benjamín Sisterna es utilizado para realizar permanente actividades organizadas por el museo u otras organizaciones relacionadas, donde se brindan congresos, actividades teatrales, espectáculos recreativos, musicales, cinematrográficos, etc. En esta misma planta se encuentra el café Gloria Maris que tiene la particularidad de estar rodeado por acuarios de agua salada acompañado por vitrinas de caracoles de todo el Mundo El museo mantiene exposiciones de artistas locales y regionales por medio de la difusión de sus obras en el mismo museo. Además de contar con las ya descriptas exposiciones de caracoles y una biblioteca especializada.

El Nivel de Las Rocas está ambientado con la forma de una caverna inmersa en agua, conteniendo un estanque con organismos marinos. En el Nivel El Cielo se encuentra un mirador interno por el que se pueden visualizar todas las plantas del museo; y por sobre la parte externa, en el nivel superior, se encuentra el mirador del faro desde el que se puede gozar de una visión panorámica de la ciudad.

Maravillosos acuarios y una increíble muestra de caracoles hacen del Museo del Mar un lugar único en la costa atlántica y uno de los pocos en su clase en América Latina.

En la cima de la loma Stella Maris, a sólo 15 minutos de caminata desde el centro, se encuentra este museo que recrea gran parte de la riqueza del ecosistema marino.

Los creadores de este emprendimiento científico y cultural que enorgullece a la ciudad son sucesores de don Benjamín Sisterna, un coleccionista que por más de 60 años se dedicó a estudiar y recolectar caracoles. A modo de homenaje a su extraordinaria labor y legado, el museo del mar exhibe una increíble muestra de 30.000 caracoles entre otros tesoros marinos.

Moderno y didáctico, el museo de divide en diferentes niveles, especialmente pensados para comprender y apreciar la muestra exhibida. En la planta baja, se sitúa el nivel de encuentro, con un amplio mapa que describe los sitios explorados por el coleccionista Sisterna, el auditorio y el café Gloria Maris, rodeado de acuarios y vitrinas que transmiten la magia del mar.

El nivel del nácar se divide en dos áreas. En la parte histórica del edificio se organizan exposiciones de arte contemporáneo y muestras culturales que principalmente se centran en la producción artística local y regional. En la sector nuevo del museo, se luce la mayor parte de la colección de caracoles, dispuestos en varias vitrinas y acompañados de información complementaria.

Le sigue el nivel de las rocas: una especie de caverna inmersa en el agua con un estanque central habitado por pequeños organismos marinos, que se conecta con los acuarios del primer nivel.

Por último el nivel del cielo ofrece un mirador interno que expresa la concepción integradora del museo. Además, desde la terraza se puede admirar una hermosa vista de la ciudad hasta el horizonte marítimo.

Un hombre enamorado del mar

Como hacíamos referencia, la historia de este museo está íntimamente ligada a la vida de un hombre: Benjamín Sisterna. Benjamín había nacido en 1914 lejos del mar, en la provincia de Santa Fe. Pero a los 18 años, su hermano que estaba cumpliendo el servicio militar en el sur le envío una caja con 15 caracoles. Curioso y autodidacta, Benjamín quedó fascinado por la belleza de estas criaturas y desde entonces se dedicó a alimentar esta pasión que lo llevó a recorrer los lugares más recónditos en busca de ejemplares. Luego de 26 viajes alrededor del mundo, explorando mares y playas exóticas, logró reunir nada menos que 30.000 piezas, algunas que alcanzaban un récord mundial en tamaño. En la actualidad, el Museo del Mar las exhibe como verdadero patrimonio de la ciudad.

Anuncios
No comments yet

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: