Skip to content

Historias Ineditas:El fuego, el mar, y la piqueta…

18 marzo, 2010


Jornada luctuosa, la del 10 de febrero de 1961. Ya las llamas, iniciadas en el Salón Dorado, van devorando el Club Mar del Plata. Habían llegado al medio siglo apenas un año antes.

La nota obtenida desde la playa es conmovedoramente explícita. El mar con mayor impulso desde las obras del puerto, llegaba hasta las bases de la Rambla Bristol, dañando la zona de balnearios. Considérese que el documento se logró prácticamente desde el lugar ocupado por la pileta que exhibe la otra fotografía.

Las cúpulas de la Rambla Bristol, sobre la izquierda, parecieran prolongarse en el fastuoso edificio del Club Mar del Plata, con siete niveles y próximo a la desembocadura del arroyo Las Chacras, aún no entubado cuando se inauguraron las obras. Carpas y pileta en medio de la playa.
En la relativamente breve vida de la ciudad -fundada en 1874- ha sido permanente la renovación de su panorama. Por determinación del hombre, tratando de embellecerlo, y por causas naturales insalvables, destruyéndolo. El mar, el fuego y la piqueta, debieran asumir similar responsabilidad. Secuela de ello, la escasa permanencia que han tenido trabajos considerados emblemáticos del impulso, el progreso y las aspiraciones del balneario.

En los comienzos del siglo y separados por escasos tres años, se inauguraron dos obras en la plazoleta que hoy ocupa el sector del boulevard marítimo, Luro y Entre Ríos. Y a escasos centenares de metros, la Rambla Bristol, del 22 de enero de 1910 y 19 de febrero de 1913, respectivamente.

Apenas si provocaron la admiración popular durante 27 años, porque la demolición de la rambla -llamada afrancesada- que suplió a otra más modesta devorada por las llamas, comenzó en febrero de 1940.
Jornada luctuosa, la del 10 de febrero de 1961. Ya las llamas, iniciadas en el Salón Dorado, van devorando el Club Mar del Plata. Habían llegado al medio siglo apenas un año antes.
Se cuestionaba su funcionalidad por el evidente deterioro sufrido en su construcción como consecuencia de los embates del mar que llegaban a conmover sus bases.

Y paralelamente con la construcción del Casino, se fue demoliendo lo que fue una hermosa postal de la ciudad, un edificio prolongado paralelo y sobre la costa a través de cuatrocientos metros de longitud y cuarenta de ancho.

El Club Mar del Plata, inspirado en los proyectos de una sociedad anónima para fomentar el desarrollo del balneario -se dedicaba a bienes raíces- fue una obra fastuosa, cuyo costo alcanzó los diez millones de pesos. El fuego lo destruyó el 10 de febrero de 1961, justamente en el día que se celebraba un nuevo aniversario -el octogésimo séptimo- de la acongojada ciudad.
La nota obtenida desde la playa es conmovedoramente explícita. El mar con mayor impulso desde las obras del puerto, llegaba hasta las bases de la Rambla Bristol, dañando la zona de balnearios. Considérese que el documento se logró prácticamente desde el lugar ocupado por la pileta que exhibe la otra fotografía.
La edificación y el confort despertaron asombrados comentarios; la programación de actos de distinta índole lo ubicaron en un plano artístico privilegiado.

Apelamos a la reconocida idoneidad del historiador Roberto Cova, y leemos sus valiosos aportes: “obra del ingeniero y arquitecto Carlos Agote, porteño graduado en París, la sede social del club era de carácter académico -es decir con los lineamientos de la Escuela de Bellas Artes de París. Un edificio de siete niveles y sus ambientes principales eran el Salón de la Columnas, el Salón Inglés, el Salón Dorado, el Salón Blanco y el Jardín de Invierno. Contaba además con pileta de natación, baños fríos y calientes de agua dulce y de mar y una serie de maravillas como motores eléctricos para elevar las cortinas enrollables. El equipamiento estaba a tono con la casa: muebles importados, alfombras de Esmirnia, tapices de Aubusson, porcelana de Limoges, platina de Christofle, cristalería de Baccarat.”
Las cúpulas de la Rambla Bristol, sobre la izquierda, parecieran prolongarse en el fastuoso edificio del Club Mar del Plata, con siete niveles y próximo a la desembocadura del arroyo Las Chacras, aún no entubado cuando se inauguraron las obras. Carpas y pileta en medio de la playa.
En sus salones se presentaban durante el período veraniego las mejores expresiones artísticas que desfilaron por el Teatro Colón de Buenos Aires; las reuniones sociales de la aristocracia, compartidas muchas veces por la oficialidad de naves extranjeras que recalaban en el puerto también inaugurado en la segunda década del siglo.

Los tres días que se prolongó la acción de las llamas, iniciada a las 12:15, significaron un agobio para la ciudad, en esa fecha en plena temporada.
La Rambla Bristol -seguimos leyendo al ingeniero Roberto Cova- con proyecto del arquitecto francés Luis Jamin y dirección de la obra de Carlos Agote, constaba de tres cuerpos ligados entre sí por dos escalinatas, un paseo abierto y otro cubierto sobre el lado del mar y una galería con arcadas que se abría al paseo General Paz, una maravilla de jardines que se extendía por centenares de metros, con lago interior artificial.

En la Rambla había balnearios, locales comerciales, confiterías, clubes y dos cinematógrafos. Los rasgos más notorios del conjunto, agrega el historiador, fueron sus galerías de columnas y sus ocho cúpulas. Las cuatro que daban al mar eran de alto perfil y observadas desde distintos ángulos, fueron fotografiadas como verdadero símbolo de Mar del Plata, por poco más de un cuarto de siglo.

Nada ha quedado de todo eso, levantado en el mismo lugar donde desemboca el arroyo Las Chacras, orígen y motivo del primer asentamiento poblacional, con el funcionamiento de un saladero, con vía marítima inmediata para sus productos. Hasta el arroyo, entubado en los años ’20, escapa la vista del observador.

Fuente: TodoMardelPlata

Anuncios
No comments yet

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: